El intercambio comercial entre Venezuela y Bielorrusia alcanzará este año los 2.000 millones de dólares, frente a los 1.500 millones de 2010, estimó hoy Viktor Sheiman, delegado del presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko.

"Venezuela se ha convertido en uno de los socios comerciales más importantes de Bielorrusia ya con 1,5 millardos de dólares, monto que hace cinco años era de solo 6 millones y llegará a 2 millardos a finales de este año", dijo Sheiman en la inauguración de una reunión en Caracas para evaluar los proyectos que han permitido tal ascenso.

"Hemos desarrollado unas relaciones extraordinarias con Venezuela en diferentes áreas y ya nuestra relación ha llegado al nivel de relación estratégica", remarcó.

La V reunión anual de la Comisión Conjunta Venezuela-Bielorrusia inaugurada hoy por Sheiman y el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, concluirá mañana, viernes, con la revisión de proyectos en siete grandes sectores.

Estos son, detalló Maduro, de cooperación en política exterior, energía e industria, ciencia y tecnología, vivienda, agroalimentación, comercio y técnico-militar.

El ministro venezolano de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, Ricardo Menéndez, aplaudió en el mismo acto lo que llamó "salto vertiginoso de la actividad económica bilateral".

Esta ha permitido, entre otras cosas, sostuvo, que Bielorrusia se convirtiera en "un proveedor seguro de leche" y de equipos, maquinarias y técnicas para el desarrollo agrícola nacional.

Menéndez confirmó que en diciembre próximo se inaugurarán en Venezuela fábricas mixtas que permitirán la producción anual de 10.000 tractores y 5.000 grandes camiones, así como otras vinculadas a la construcción de vivienda.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el 17 de agosto pasado que Lukashenko lo visitará este año en Caracas.

La Cancillería informó entonces que ambos conversaron telefónicamente ese día y "convinieron en agendar" una visita oficial del jefe de Estado bielorruso "antes de finalizar el año", en retribución a las cinco visitas que desde 2005 ha efectuado Chávez a la antigua república soviética.