El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que a mediados del próximo mes volverá a Cuba, donde el 20 de junio pasado le fue extirpado un tumor canceroso, para unos exámenes sobre el resultado del tratamiento médico al que está sometido.

El viaje está previsto para "la segunda quincena de octubre" y será "el cierre de este ciclo" que consistió en cuatro sesiones de quimioterapia, tres de ellas en Cuba y una en el hospital militar venezolano, dijo Chávez en una llamada hacia la medianoche a la emisora estatal Venezolana de Televisión (VTV).

"Fidel (Castro) goza de buena salud, y yo, gracias a Dios, cada día gozo de mejor salud", subrayó tras arremeter contra lo que llamó "campañas mediáticas" de los medios de prensa "imperialistas" que sostienen lo contrario.

"De lo malo hay que sacar lo bueno", añadió al dar cuenta de que la enfermedad, de la que asegura está ya recuperado, le ha permitido "descansar, reflexionar y pintar".

La llamada al programa La Hojilla de VTV selló una activa jornada del gobernante en la cual hizo gala de su tradicional locuacidad precisamente para salir al paso de los rumores sobre su estado de salud.

Chávez volvió por sus fueros retóricos al comentar una información difundida el miércoles por el diario El Nuevo Herald de Miami (EE.UU.), según la cual había sido ingresado de emergencia el martes en el Hospital Militar de Caracas.

El diario fundamentó su información en "fuentes cercanas a la situación" que no citó y que aseguraban que el mandatario había ingresado en un "estado general comprometido" y "bastante grave".