El banco estadounidense Bank of America planea cobrar a los clientes de sus tarjetas débito una tarifa mensual de cinco dólares, para así recuperar parte de los ingresos perdidos por la nueva regulación bancaria estadounidense, informó hoy el diario The Wall Street Journal en su edición digital.

La mayor entidad financiera por volumen de activos se sumará así a principios de 2012 a decisiones similares adoptadas por otros bancos, que ya las aplican únicamente por estados, y afectará a las cuentas bancarias estándar, pero no a las transacciones hechas por los cajeros automáticos, informó ese medio.

La nueva regulación bancaria aprobada por Estados Unidos que beneficia a los consumidores podría hacer que el sector bancario del país dejara de ingresar en torno a 6.600 millones de dólares anuales por comisiones de ese tipo que se van a dejar de pagar.

Según esa ley, que entrará en vigor el primero de octubre, se van a reducir también otras comisiones que los comerciantes abonan a los emisores de tarjetas bancarias por realizar esas transacciones, pasando de los 44 centavos actuales a 24, recuerda el diario.

Asimismo se refiere el diario financiero a un estudio según el cual los clientes de Bank of America realizarán durante este año compras equivalentes a 260.000 millones de dólares.

Al cierre de la bolsa de Nueva York, las acciones de Bank of America ganaron este jueves el 3,08 %, mientras que en lo que va de año se han depreciado el 52,4 % y el 51,56 % en los últimos doce meses.