Un ex comandante de un grupo paramilitar serbio durante la Guerra de los Balcanes de principios de la década de 1990 perdió el viernes el caso más reciente de su más batalla legal de cinco años para evitar ser extraditado a Croacia y enfrentar cargos por crímenes de guerra.

Todos los jueces de la Corte Federal decidieron rechazar la apelación de Dragan Vasiljkovic, que ostenta doble nacionalidad — serbia y australiana_, y para evitar su extradición.

El hombre, de 56 años, quien fue conocido como el capitán Dragan o como Daniel Snedden, tendrá ahora un mes para presentar una nueva apelación ante la Corte Superior.

Si esa instancia de la Corte Superior de Australia decide no aceptar la apelación, entonces Vasiljkovic podrá ser extraditado.

Vasiljkovic reconoce haber servido como comandante de un grupo paramilitar serbio durante la guerra entre serbios y croatas de 1991 a 1993, aunque ha rechazado en varias ocasiones haber cometido crímenes de guerra.