El Ejército de Tailandia ha desplegado 10.000 militares con equipos médicos en las 23 provincias inundadas del país para ayudar a los afectados, informaron hoy fuentes de las fuerzas armadas.

Según el portavoz militar, Gen Prayuth, el cuerpo castrense junto con los gobernantes locales han extendido un plan de colaboración para ayudar al mayor número de personas posibles afectadas por las inundaciones que desde hace dos meses azotan el país asiático.

"En la actualidad hay más de 23 provincias afectadas por las inundaciones. Hemos desplegado más de 10.000 soldados, junto con unos 500 vehículos terrestres y 100 embarcaciones grandes", enumeró Prayunth

Además, doce equipos médicos móviles han sido desplegados en la zonas para proporcionar cuidados sanitarios y psicológicos a los afectados.

La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, ordenó ayer a los miembros de su Gabinete viajar a las zonas inundadas del país y pasar al menos una noche allí y cerciorarse de que la asistencia gubernamental llega a su destino.

Hasta la fecha, 166 personas han muertos y decenas de miles han sido desplazadas por las inundaciones que desde finales de julio a las regiones septentrional y central de Tailandia, según el Departamento de Meteorología.

Las autoridades advierten de que 38 provincias del norte se encuentran en estado de alerta por las riadas esta semana y que el temporal también afectará a las zonas marítimas del sur, en el Mar de Andamán y el golfo de Tailandia.

Tailandia soporta todos los años inundaciones y avalanchas de tierras fruto de las copiosas precipitaciones que caen durante la estación lluviosa o de los monzones, que arranca a finales de mayo o en junio y se prolonga hasta octubre.