Tres nuevas explosiones en la refinería de la petrolera Shell en Singapur han reavivado hoy el incendio que comenzó ayer por la tarde y la empresa había dado por extinguido, informa la prensa local.

Según testigos citados por el diario 'The Straits Times', se pudo ver un "gran bola de fuego" en el cielo tras las explosiones escuchadas a las 12 horas locales (4:00 GMT) de hoy.

La compañía confirmó al medio singapurés un nuevo incendio y añadió que dos motores de la refinería tienen daños graves causados por el fuego.

La petrolera Royal Dutch Shell había dado por controlado esta mañana el incendio que se declaró en su refinería en Singapur, su mayor instalación en todo el mundo, y que obligó a cerrar algunas de sus otras unidades.

El fuego se originó el miércoles por la tarde de forma accidental -según la compañía- en la planta de Pulau Bukom, a cinco kilómetros de Singapur, y forzó a evacuar a todo el personal "no esencial" y a cerrar por precaución su unidad de proceso de combustible diesel.

En un comunicado Shell dijo que el fuego se ha contenido en una área de 150 por 50 metros y que hasta el momento "nadie ha sufrido heridas de consideración".

La planta de Pulau Bukom, la mayor del grupo en todo el mundo, tiene una capacidad para refinar 500.000 barriles diarios, un tercio de la capacidad total de la ciudad-estado.