Solamente un tercio de los directores generales de las mayores empresas estadounidenses creen que ampliarán sus plantillas laborales o gastarán más en los próximos tres meses, frente al 50% de hace tres meses.

La Business Roundtable dijo el jueves que el aumento de los precios del crudo a principios de año, los temores causados por la crisis de la deuda soberana europea y las rencillas políticas por la ampliación del tope de endeudamiento estadounidense han aumentado la incertidumbre del panorama empresarial y económico.

Solamente el 32% de los directores generales entrevistados dijo que esperan gastar más en utillaje duradero, como maquinaria y computadoras, frente al 61% hace tres meses.

El director general de Boeing y presidente de la Business Roundtable, Jim McNerney, dijo que los resultados son coherentes con el mínimo crecimiento, en lugar de una recesión. El índice del panorama económico del grupo bajó a 77,6, puntos de 109,9 puntos en el segundo trimestre. Una lectura inferior a 50 indica contracción.

Incluso antes de la recesión, la proporción de directores generales que esperaban contratar más personal raramente superó el 40%. En el primer trimestre de este año la cifra fue del 52%, la mayor proporción desde que comenzó el sondeo en el 2002.

El número de directores generales que se inclina por reducir sus plantillas laborales subió al 24% del 11%, según el sondeo.

Los directores generales pronosticaron para este año un crecimiento económico del 1,8%, frente al 2,8% pronosticado en el trimestre anterior.

Históricamente, el mayor crecimiento laboral ocurre en Estados Unidos en la pequeña empresa y las recién fundadas.

Los resultados de la Business Roundtable están basados en un sondeo a 140 directores generales del 29 de agosto al 16 de septiembre. La entidad representa a los directivos de las 200 empresas más importantes del país.