Los estudiantes hispanos han empezado a desaparecer de las escuelas públicas de Alabama tras un fallo judicial que respaldó la dura ley estatal para detener a los inmigrantes que carecen de permiso de residencia en el país.

Las autoridades educativas dicen que gran cantidad de familias de inmigrantes han retirado a sus hijos de las escuelas o los mantuvieron en casa esta semana, temerosas de que enviar a los chicos a clases atrajera la atención de las autoridades.

No se tienen cifras precisas a nivel estatal. Pero varios distritos con grandes cantidades de alumnos inmigrantes inscritos — desde pequeños pueblos hasta grandes distritos urbanos — reportaron un éxodo repentino de hijos de familias hispanas, algunas de los cuales dijeron a las autoridades que saldrían del estado para evitar tener problemas con la ley, la cual requiere que las escuelas verifiquen el estatus migratorio de los estudiantes.