El presidente José Mujica defendió el jueves la permanencia de Uruguay en el Mercosur y criticó a la oposición política que cuestionó al bloque.

En su audición radial, Mujica defendió su política de diálogo y el reciente acuerdo con Brasil de medidas que permitan a las automotrices uruguayas seguir exportando automóviles a ese país.

"El Mercosur no es una panacea, pero no se puede afirmar que cuando surge una dificultad hay que tirarlo a la basura así nomás, con irresponsabilidad", dijo Mujica. "No se puede salir con un cañonazo, diciendo esto así no puede seguir más", agregó.

Dos semanas atrás, Brasil aumentó en 30% el impuesto a los productos industrializados que pesa sobre los automóviles importados pero eximió del gravamen a los autos producidos en los países del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. El requisito para la exención era que cada automóvil tuviera al menos 65% de componentes fabricados en el bloque regional.

Pero la industria automotriz uruguaya no logró alcanzar ese mínimo, lo que llevó a una de las empresas --EFFA-- a suspender su producción y enviar a seguro de desempleo a 400 de sus operarios.

Brasil se comprometió el martes con Uruguay a adoptar en el plazo inmediato las medidas necesarias para que los vehículos uruguayos estén exentos del nuevo gravamen.

Uno de los principales críticos del acuerdo con Brasil, que incluye una admisión para ir aumentando el Arancel Externo Común (AEC), fue el senador del partido Colorado Pedro Bordaberry, quien aseguró que de esa forma los precios de los artículos que Uruguay importa desde Brasil se van a encarecer. Se desconoce, qué artículos comerciales podrán ser pasibles de sufrir ese aumento del AEC.

Mujica criticó en la oposición "la actitud sistemática de encontrar el pelo en el huevo, la actitud de poner palos en la rueda, la actitud elemental politiquera de medir la realidad con interés cortito electoral por encima de la conveniencia del país".

De todas formas, Mujica admitió que el momento que enfrenta el Mercosur "no es el mejor, pero no se puede cambiar de un día para el otro".

En cuanto al problema surgido con la industria automotriz, señaló que lo que se debe "aprender" es que se necesitan "industrias que estén acordadas, trabajando, haciendo partes para esta región. Tenemos que tener un proceso productivo compensatorio y salir de las palabras altisonantes".

Añadió que "con Brasil debemos negociar renglón a renglón. En estas políticas es necesario crear intereses comunes".

Mujica presidirá el Mercosur hasta diciembre.