La participación del nadador australiano Kenrick Monk en las Olimpiadas de Londres está en duda el jueves después de sufrir heridas de consideración cuando fue atropellado mientras iba en bicicleta a su entrenamiento.

Los primeros rayos equis revelaron que el especialista en la competencia de 200 metros en estilo libre tiene dos fracturas en el codo debido al incidente ocurrido en Brisbane, capital del estado australiano de Queensland.

Monk, de 23 años, fue trasladado al hospital después de ser asistido en el lugar del accidente por otros compañeros del equipo de natación australiano, entre ellos la tricampeona olímpica Stephanie Rice y Nick D'Arcy.

Monk verá a un especialista el jueves para confirmar toda la extensión de las lesiones.

El nadador enfrenta de seis a ocho semanas de recuperación. Las pruebas de la selección olímpica australiana son en marzo.

Monk, quien pasó la noche del miércoles hospitalizado, cree que fue golpeado por un vehículo a propósito.

"No puedo recordar mucho después de que fui golpeado, pero sé que no estaba haciendo nada incorrecto", dijo Monk. "Ya declaré con la policía y espero que este sea un fuerte recordatorio para los conductores de tener cuidado con los ciclistas en el camino. Realmente tuve suerte".

Monk ha integrado la selección nacional de natación los últimos seis años.