La Suprema Corte mantuvo la validez de una reforma legal en un estado del norte de México, considerada por algunos como anti-aborto debido a que estipula que el derecho a la vida queda protegido desde el momento de la concepción.

Pese a que siete de los 11 ministros de la Suprema Corte votaron en contra de la reforma a la Constitución del estado norteño de Baja California, una norma interna del máximo tribunal señala que para declarar inconstitucional una ley es necesario tener una mayoría de ocho votos.

Sin la votación necesaria, la reforma constitucional de Baja California hecha en 2009 se mantiene como válida.

La discusión de tres días en la Suprema Corte se dio en medio de debates y llamados de algunos sectores, como la Iglesia, para que se declarara válida la reforma.

El mismo presidente Felipe Calderón participó indirectamente en el debate cuando esta semana pidió al Senado retirar una reserva establecida al incorporarse en 1981 al Pacto de San José sobre derechos humanos, y con la cual México no estaba obligado a legislar para proteger la vida desde la concepción.

El mandatario señaló que al retirar la reserva, su gobierno dejaba en claro su "compromiso con el derecho a la vida

Los ministros a favor de invalidar la reforma de Baja California consideraban en términos generales que la modificación atentaba contra los derechos de las mujeres y excedía las atribuciones del Congreso local.

"Considero que no es posible establecer una regla general que determine el momento exacto a partir del cual se debe otorgar una protección legal máxima al no nacido, sino que siempre será necesario tomar en consideración los diversos alcances de los derechos humanos e intereses estatales en juego", dijo el miércoles el ministro presidente de la Suprema Corte, Juan Silva, quien voto en contra de la constitucionalidad de la reforma.

La Constitución federal mexicana no establece específicamente que el derecho a la vida debe protegerse desde la concepción, aunque algunos ministros consideran que la interpretación de algunos artículos permiten inferirlo.

"Desde mi perspectiva, nuestra Constitución federal sí reconoce como titular de derechos al producto de la concepción per se, con independencia de los derechos de la madre", refutó el ministro Jorge Pardo, cuyo voto a favor de la reforma provocó que no se lograra la mayoría necesaria para invalidarla.

En México, sólo en la capital está permitido abortar durante las primeras 12 semanas de gestación. La norma fue declarada constitucional por la misma Suprema Corte y está en vigor desde abril del 2007.

Tras las reformas en la ciudad de México para despenalizar el aborto, varios de los 32 estados del país comenzaron a realizar modificaciones en sus leyes y hasta ahora 16 establecen la protección a derecho a la vida desde la concepción.

Salvo la capital, los otros estados penalizan el aborto, salvo en algunos casos como violación y que la vida de la madre corra peligro.

El máximo tribunal tiene previsto ahora analizar la validez de una reforma similar, pero en el estado norteño de San Luis Potosí.

Regina Tamez, directora de Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), dijo a la AP que si bien no se había logrado invalidar la reforma, "hay una buena noticia: y es que siete de 11 ministros... estuvieron defendiendo los derechos de las mujeres".

Dijo que tras el fallo, su organización buscará trabajar con las autoridades de Baja California para evitar que la reforma pueda traducirse en violaciones a los derechos de las mujeres.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino