El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, pidió hoy a los países emergentes que participen, como ya lo hace Brasil en ese grupo, en las reglas sobre los créditos a la exportación para garantizar la apertura de mercados y evitar comportamientos desleales.

El mensaje, con ocasión del 50 aniversario de los trabajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre los créditos a la exportación, va dirigido en particular a China y Rusia.

"Nuestro próximo gran objetivo tiene que ser ampliar la actual cooperación a las economías emergentes que representan un grupo de competidores de exportaciones globales nuevo e importante", declaró Gurría en un comunicado.

La organización puso el acento en que ha sido históricamente "el foro multilateral clave" para las reglas internacionales sobre los créditos a la exportación oficiales, y que su objetivo allí es "reforzar el comercio y los mercados abiertos asegurando un nivel de juego leal".

También recordó que Brasil ha estado trabajando con la OCDE en los créditos a la exportación para la aviación civil desde 2004, y desde 2007 como participante pleno en las negociaciones.

De hecho, a comienzos de este año firmó el texto sobre este sector y "su experiencia demuestra cómo se puede extender la cooperación a otras líderes de la exportación, en particular China y Rusia".

En la actualidad se llevan a cabo dos procesos negociadores, uno sobre los impactos sociales y medioambientales potenciales de proyectos con subvenciones públicas y otro sobre la posible modernización de proyectos que mitiguen el cambio climático.