Un juez brasileño ordenó suspender las obras en una enorme represa hidroeléctrica en el estado amazónico de Pará.

El magistrado Carlos Eduardo Martins dijo que interrumpió las obras en la represa de 11.000 millones de dólares porque perjudicaría las actividades de pesca en el río Xingu donde es construida. Su fallo quedó registrado el jueves en un cibersitio judicial.

El consorcio Norte Energía, que construye la obra, dijo no haber sido informado sobre la decisión judicial.

El gobierno y el consorcio están "dando los pasos necesarios para apelar el fallo", dijo Marcio Zimmermann, secretario ejecutivo de Minas y Energía, según lo citó el sitio Valor Online.

No es la primera vez que un juez ordena suspender la construcción de esta presa. En febrero, el magistrado federal Ronaldo Desterro ordenó detener las labores, bajo el argumento de que la agencia ambiental de Brasil se había equivocado cuando aprobó los trabajos.

Desterro dijo que no se habían cumplido 29 puntos de respeto al medio ambiente, tales como la recuperación de áreas degradadas, ni medidas para garantizar que los ríos siguieran siendo navegables.

Pero una semana después el juez Olindo Menezes de un tribunal federal más importante revocó la suspensión, bajo el argumento de que no había necesidad de cumplir con todos los puntos de respeto ambiental antes de que comenzara la construcción.

La represa sería la tercera productora de energía hidroeléctrica más grande del mundo después de la de las Tres Gargantas en China y la de Itaipú entre Brasil y Paraguay.

El gobierno dice que la presa de Belo Monte suministrará energía limpia y renovable para estimular el desarrollo. Pero ambientalistas y grupos indígenas consideran que devastará a la fauna y la forma de ganarse la vida de 40.000 personas que habitan en el área a ser inundada.

Celebridades como el astro de rock británico Sting, el director cinematográfico James Cameron y la actriz Sigourney Weaver se han unido a activistas en el cabildeo contra la represa.

Cuando Cameron participó en la protestas contra el proyecto en Brasil el año pasado, comparó la lucha de los indígenas para oponerse al enorme dique a la trama de su película "Avatar", que muestra a nativos de un planeta que luchan por proteger a su patria de los planes para extraer sus recursos naturales.