La Interpol colocó el jueves al hijo del derrocado líder libio Moamar Gadafi, al-Saadi, en el equivalente de su lista de delincuentes más buscados y señaló que fue visto por última vez en Níger.

La policía internacional informó a través de un comunicado que había emitido una tarjeta roja para la localización de al-Saadi Gadafi a solicitud del gobierno de transición que derrocó el mes pasado a Gadfi.

La Interpol señaló que la orden de búsqueda fue emitida por las acusaciones que pesan sobre al-Saadi Gadafi, de 38 años, quien es acusado de despojo y de participar en una "intimidación armada" cuando encabezó la Federación Libia de Fútbol.

Asimismo, fue comandante de las fuerzas especiales y es sujeto a sanciones de las Naciones Unidas por haber comandado a unidades militares que participaron en la represión de manifestantes.