El presidente Mauricio Funes inauguró el jueves el XIX Congreso Iberoamericano de Turismo que busca facilitar el intercambio de experiencias y mejores prácticas en esta área.

En el evento, organizado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) participan representantes de la industria.

En el discurso de apertura del conclave denominado "Turismo, un desafío frente a la pobreza", el mandatario salvadoreño, en su calidad de presidente pro témpore del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), afirmó que el istmo está fuertemente comprometido con el desarrollo del turismo como una actividad estratégica para la generación de empleo.

"Trabajaremos conjuntamente para elevar el posicionamiento de la América Central como un multidestino cultural y de naturaleza, además de impulsar el turismo interregional mediante alianzas entre el sector público y privado", dijo Funes.

Agregó que, una muestra de este compromiso es la decisión de declarar el 2012 como el Año del Turismo Sostenible Centroamericano, tomada unánimemente por los jefes de Estado del SICA.

Señaló que darán un especial impulso a los programas que promuevan el turismo sostenible en Centroamérica, la coordinación de acciones para la promoción conjunta del sector a nivel internacional, así como la implementación de mecanismos y acciones que mejoren la competitividad, conectividad y el clima de inversión.

Funes dijo que su administración está articulando esfuerzos encaminados a crear el entorno apropiado para el desarrollo del sector, como en el caso de la Banca Nacional de Desarrollo que garantizará el acceso al crédito a sectores estratégicos de la economía, entre ellos el sector turismo.

Tambien aseguró beneficios para el sector turismo emanados de la ley de asocios público-privados, que en los próximos días será presentada a la Asamblea legislativa.

Al congreso asisten el secretario general del a OEA, José Miguel Insulza y el director para las Américas de la organización Mundial del Turismo (OMT), Carlos Vogeler.