Estados Unidos criticó a la ONU por no hacer recortes más extensos en su plan de presupuesto de 5.200 millones de dólares para los próximos dos años en medio de una crisis económica que ha obligado a las naciones a hacer mayores sacrificios.

El embajador Joseph M. Torsella, representante de Estados Unidos para administración y reforma ante la ONU, dijo el jueves al comité de presupuesto de la ONU que el plan actual elimina sólo 44 puestos de una fuerza laboral de 10.307, es decir, apenas 0,4%.

Al mismo tiempo, dijo Torsella, un "embate de adjuntos" podría elevar el proyecto actual del presupuesto 2012-2013 a 5.500 millones de dólares.

Agregó que países miembro como México, Brasil y Sudáfrica han encontrado maneras de hacer más con menos recursos.