La segunda temporada de lluvias en Colombia, que se inició el pasado 1 de septiembre, deja a la fecha un total de 12 muertos, 19 heridos, dos desaparecidos, la destrucción de 69 casas y daños en más de 6.500 viviendas, reveló hoy el Gobierno.

Un informe de la Dirección de Gestión del Riesgo (DGR), del Ministerio del Interior, precisó que la última emergencia es el deslizamiento de una roca sobre una casa de la localidad de La Dorada, en el departamento de Caldas (oeste), que dejó una persona muerta y la vivienda destruida.

En las últimas cuatro semanas, según la DGR, se han registrado un total de 113 eventos, así: 1 avalancha, 12 deslizamientos, 54 inundaciones, 3 tormentas eléctricas y 44 vendavales.

La entidad también informó que el departamento más afectado hasta ahora ha sido La Guajira (norte), en el que han resultado afectadas 21.173 personas de 4.415 familias, seguido por el de Córdoba (noroeste), en el que 8.835 personas de 1.767 familias también fueron afectadas.

En total, han recibido las inclemencias de la segunda temporada lluviosa 19 de los 32 departamentos colombianos, en los que han resultado damnificadas más de 50.300 personas de 10.520 familias, de acuerdo con el reporte.

Asimismo, la DGR ha lanzado la alerta en algunas regiones ante el temor de más inundaciones y deslizamientos.

El miércoles, el director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Ricardo Lozano, descartó por ahora la presencia del fenómeno climatológico de La Niña, aunque advirtió de que las lluvias se intensificarán a finales de este año y comienzos del próximo.

Ese fenómeno meteorológico, causado por el enfriamiento de las aguas del Pacífico, produjo entre 2010 y 2011 una de las peores temporadas de lluvias en Colombia en varias décadas, con un elevado número de víctimas y enormes daños materiales.

Entre abril de 2010 y mayo de 2011, según cifras oficiales, murieron por las lluvias en Colombia 448 personas y por situaciones asociadas, como deslizamientos e inundaciones.

Al menos 3,4 millones de personas más resultaron afectadas en 31 de los 32 departamentos del país.