El presidente Hugo Chávez ratificó el jueves su voluntad de buscar un arreglo amistoso con la empresa fabricante de envases de vidrio Owens-Illinois Inc., que presentó una solicitud de arbitraje internacional por la expropiación de sus dos plantas en Venezuela.

El martes en un comunicado enviado por correo electrónico, la vocera de Owen-Ollinois, Stephanie Johnston, indicó que la compañía fue "incapaz de llegar a un acuerdo con el gobierno venezolano con respecto a una compensación justa" por las plantas. La demanda fue presentada por una filial holandesa de la empresa con sede en Perrysburg, Ohio.

"Nosotros ratificamos nuestra intención en todos los casos de expropiaciones, nacionalizaciones, de hacerlo por la vía del arreglo amistoso", dijo Chávez en declaraciones a la prensa a las puertas del palacio de gobierno.

"Ahora si ellos quieren demandarnos allá, que lo hagan", agregó.

El caso fue presentado a principios de septiembre ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que es un brazo autónomo de arbitraje del Banco Mundial. El caso fue hecho público el miércoles en la página de internet de ese organismo.

Chávez decretó el 26 de octubre del 2010, la expropiación de la filial venezolana de la compañía Owens-Illinois Inc, que abastecía al 60% del mercado local con envases de vidrio.

El líder venezolano afirmó que en detalle desconoce el contenido de la demanda e insistió que las negociaciones directas de las partes, sin la intervención de terceros, es el mejor modo de resolver la disputa.

"Yo les recomiendo que busquemos ese camino (de la negociación amistosa)", expresó. "Pero insisto en lo que dije hace un rato, ellos van al CIADI; pero nosotros a dónde".

Chávez entonces criticó las operaciones de la compañía en Venezuela, alegando que ha estado "llevándose el dinero de los venezolanos" y explotando a la población local.

En ese sentido manifestó que cuando la autoridad venezolana "empieza a revisar la historia de esas empresas aquí, consigue cuantas cosas, que pudieran ser objeto de demandas".

"Bueno, podríamos demandar aquí, según las leyes nacionales, tenemos esa potestad, pero siempre tratamos de buscar los arreglos amistosos", insistió.

La filial holandesa de Owen-Illinois (OI Europea Group BV) optó por pedir una indemnización invocando el tratado bilateral de inversiones entre los Países Bajos y Venezuela, dijo Johnston, quien destacó que el CIADI ya ha registrado el caso, destacó la vocera.

Johnston declinó comentar detalles de la potencial compensación, argumentando que "se trata de un asunto legal pendiente, no estamos en libertad de discutir".

Owens-Illinois --que es el más gran fabricante de envases de vidrio del mundo, con operaciones en 21 países-- empleaba en Venezuela a más de 1.000 personas y tenía entre sus clientes a Nestlé, PepsiCo Inc. y Empresas Polar, la mayor productora de alimentos del país.