La primera dama Carla Bruni-Sarkozy guarda reserva sobre si su esposo buscará la candidatura a la presidencia de Francia en los comicios del 2012, y dijo desconocer "si mi marido se postulará".

En declaraciones a la revista Madame Figaro a ser publicadas este fin de semana, la también cantante y compositora de 43 años, que espera un hijo, dijo que recibe mucha ayuda como esposa del presidente Nicolas Sarkozy, y no considera que el tener un bebé sea un impedimento para seguir trabajando.

"No tengo una vida difícil; no tengo que pedir un permiso por maternidad, ni tomar el transporte público a las 6 de la mañana como el 90% de mis compatriotas", afirmó la ex supermodelo en comentarios divulgados a la prensa el jueves.

Se espera que Bruni-Sarkozy, nacida en Italia, dé a luz después del 1 de octubre, el primer bebé de un presidente en funciones en la historia moderna de Francia. En general la pareja ha guardado silencio en torno al embarazo.

Sarkozy no ha especificado recientemente cuándo anunciará sus planes, dijo el jueves una portavoz del Palacio del Elíseo. En general, los observadores políticos franceses creen que buscará un segundo período en el poder.

El mandatario, que tiene un bajo índice de aprobación en los sondeos, ha dicho en el pasado que "durante el otoño del 2011" decidirá si se postulará de nuevo o no.