Bolivia incrementó sus importaciones de alimentos de 298.000 toneladas en 2010 a 503.000 toneladas entre enero y julio de este año por un valor total de 375 millones de dólares, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El mayor incremento se registró en la compra al exterior de azúcar, que pasó de 8 toneladas en 2010 a 91.255 toneladas por 78 millones de dólares en los primeros siete meses del año en curso, dijo el IBCE en un informe divulgado el jueves.

"Hasta hace pocos años Bolivia era exportador de maíz y ahora lo importa. Hasta julio de 2011 se compró casi 84.000 toneladas", señaló. Agregó que el país "retrocede en materia de soberanía alimentaria".

La importación de trigo comenzó a declinar en 2009, cuando se importaron 132.000 toneladas. Pero entre enero y julio se importaron 114.000 toneladas y "la mala campaña de este año podría significar más importaciones", dijo el IBCE.

Según informes del gobierno y organizaciones empresariales, eventos climáticos y restricciones a las exportaciones influyeron en la baja producción de alimentos. El gobierno prohibió la exportación de algunos alimentos para garantizar el abastecimiento interno, pero los agroindustriales aseguran que esa política no incentiva la producción.