Gracias a unos cirujanos, un alpinista austriaco logró recuperar el dedo pulgar que se le desprendió, cuando cayó y quedó atrapado en una cuerda, informaron el miércoles autoridades del Parque Nacional Yosemite, en California.

Kari Cobb, vocera del parque, dijo que dos escaladores ascendían una cumbre de 2.307 metros (7.569 pies) de El Capitán el lunes en la tarde cuando el alpinista líder cayó.

La portavoz dijo que una cuerda de seguridad se enredó en el pulgar derecho del hombre y se le cercenó. Añadió que el dedo cayó sobre una saliente, donde el otro alpinista pudo recuperarlo.

Socorristas que llegaron en helicóptero trasladaron al montañista herido y su dedo. Cobb dijo que fueron llevados al Centro Médico California Pacific en San Francisco, donde le suturaron el dedo.

Las autoridades no han dado a conocer ningún detalle sobre el alpinista, excepto que es de Austria.