La petrolera YPF, filial del grupo hispano-argentino Repsol YPF, invertirá 200 millones de dólares en la construcción de un muelle y una planta de procesamiento de gas en la zona del puerto de la ciudad argentina de Bahía Blanca, informaron hoy fuentes de la compañía.

La planta, que se prevé inaugurar en marzo de 2013, aportará a la red nacional de gasoductos entre 14 y 20 millones de metros cúbicos diarios de gas natural licuado importado, mediante una conexión con la distribuidora Transportadora de Gas del Sur (TGS), indicaron.

En una segunda etapa, la provisión del hidrocarburo aumentará hasta unos 25 millones de metros cúbicos diarios.

YPF, en la que Repsol (57,43%) es socio mayor del grupo argentino Petersen (25,46%), llevará adelante este proyecto en conjunto con la estatal Empresa Nacional de Energía (Enarsa).

En el puerto de Bahía Blanca, sobre el océano Atlántico, a unos 800 kilómetros al sur de Buenos Aires, se concentra buena parte de las exportaciones argentinas de granos y el mayor polo petroquímico de Argentina.

En la última década, Argentina afronta una creciente demanda de gas que ha acortado su horizonte de reservas a unos nueve años, con problemas crónicos de desabastecimiento en temporadas de alto consumo, que el país ataja con mayores importaciones desde Bolivia y recortes en los envíos a sus vecinos Chile y Uruguay.