El gobierno asumió el miércoles el control de la empresa de ferrys Conferry luego que el presidente Hugo Chávez acordó a inicios de semana la nacionalización de la compañía alegando serias deficiencias en el servicio.

Las embarcaciones de Conferry operan entre la ciudad oriental de Puerto La Cruz y la isla turística de Margarita. La empresa fue controlada por más de 40 años por la familia Tovar que es oriunda de la Isla de Margarita.

El ministro de Transporte, Francisco Garcés, anunció el miércoles que una "junta administradora temporal" asumió el manejo de la empresa Consolidada de Ferrys (Conferry), según reseñó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

La toma de la compañía siguió a la publicación el miércoles en la Gaceta Oficial de un decreto presidencial que autoriza al Estado para ejecutar la "adquisición forzada" de Conferry debido a que "ha prestado servicio de manera ineficiente, irregular y discontinua, generando riesgos a la salud, la vida y el derecho del libre acceso a los bienes y servicios".

Garcés dijo a la televisora estatal que las autoridades se reunieron con los propietarios de Conferry y se dieron los primeros pasos para realizar la evaluación de la flota de ferrys y determinar el precio de adquisición de la empresa.

"Ya basta. Eso es un desastre. Vamos a nacionalizar eso. Vamos a poner operativo todos esos buques, la seguridad de nuestro pueblo", dijo Chávez el 26 de septiembre al justificar la toma de Conferry.

En los últimos cuatro años Chávez ha estatizado un conjunto de empresas de los sectores petrolero, eléctrico, telefónico, cementero, siderúrgico, bancario y de alimentos, como parte del proceso para establecer en el país un modelo socialista.