El primer ministro tunecino, Beyi Caid Essebsi, y la alta representante de la UE para las Relaciones Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton presidirán hoy en Túnez la primera reunión de alto nivel bilateral tras la caída de Zine El Abidine Ben Ali, el pasado enero.

Essebsi y Ashton iniciarán hoy a las 18.00 hora local (17.00 GMT) la primera sesión de trabajo, que estará dedicada a "inversiones y crecimiento" y en la que participarán altos representantes del sector privado.

La jornada de mañana se centrará en el "apoyo a la transición democrática".

El empleo, el desarrollo regional, la inversión privada y la recuperación de activos que el expresidente Ben Ali extrajo de forma ilegal del país constituyen los ejes centrales de esta primera reunión de alto nivel entre la UE y Túnez mediante la cual Europa pretende mostrar su apoyo a la transición política tunecina.

Está prevista la firma de dos convenios de financiación por una cifra global de 157 millones de euros para programas de "relanzamiento" y de "apoyo a políticas públicas de gestión de recursos", según un comunicado oficial.

Por parte tunecina participarán los ministros de Asuntos Exteriores, Mohamed Muldi Kefi; de Finanzas, Jallul Ayed, y de Cooperación Internacional, Abdel Hamid Triki.

Como representantes europeos tomarán parte el comisario para la Ampliación de la UE, Stefan Fule; el representante especial para la región del sur mediterráneo, Bernardino León, así como miembros del Parlamento Europeo.

También estarán presentes representantes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Islámico de Desarrollo (BID) y del Banco Africano de Desarrollo (BAD).