El tenor español Plácido Domingo afirmó hoy que la "ópera es inmortal" y superará la crisis, en una rueda de prensa en Sídney en la que también habló de su "gran pasión" por el fútbol y por el Real Madrid.

"La crisis mundial ha afectado a todos. La ópera ha sido afectada. Los teatros han tenido que cancelar sus producciones, han tenido menos funciones. Pero se sigue adelante. La ópera va a vivir por siempre y seguramente saldrá de esta crisis como debe salir", dijo Domingo junto a la mezzosoprano Katherine Jenkins, con quien actuará en Australia.

Con más de medio siglo de trayectoria musical, el tenor confió en que su pasión le permita seguir cantando, aunque admitió que en algún momento, todavía incierto, deberá retirarse.

"Primero me retiraré de la ópera y después de los conciertos, pero siempre espero dirigir la orquesta porque es mi gran pasión. Todo empieza y acaba y hay que hacerse al ánimo", enfatizó el artista, de 70 años.

Eso sí, también aseguró: "No voy a cantar un día más de lo que debo, pero sé que no voy a cantar un día menos de lo que puedo".

Con buen humor y buen semblante, Domingo explicó que le gusta disfrutar entre bastidores de café descafeinado y agua, y comentó que pudo ver por televisión el partido del Real Madrid contra el Ajax, que ganó el combinado español por 3-0 en el marco de la Liga de Campeones.

Indicó que el fútbol es su "gran pasión" y por ello ha participado durante las últimas cuatro décadas en todos los mundiales, con excepción de dos, y celebró la victoria de España en Sudáfrica 2010.

"Es algo que pasa una vez en la vida", acotó al referirse a aquel mundial, y después se corrigió pícaramente: "En 2014 es Brasil... ¿por qué no dos?".

Sobre la convocatoria que el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha hecho a Plácido Domingo, al exsecretario de Estado estadounidense Henry Kissinger y al exdelantero holandés Johan Cruyff para ayudar a mejorar la imagen de este organismo, el tenor comentó que aún no tiene detalles de su papel en esta campaña.

A insistencia de la prensa australiana sobre la posibilidad de que Australia sea sede de un mundial, el cantante se limitó a decir que probablemente puede serlo en un futuro, a pesar de no ser una potencia en este deporte.

Lo que sí les recordó a los australianos fue las recientes victorias de su país en el Abierto de Estados Unidos y en el Tour de Francia.

El cantante de ópera también expresó que tiene un vínculo especial con Australia, país que visita por tercera vez y en donde reside su amigo Giuseppe Bertinazzo, quien hace muchos años le salvó la vida a su mujer cuando nadaba en Israel.

Plácido Domingo, quien respondió a los medios en inglés, español e italiano, ofrecerá junto a la mezzosoprano galesa Katherine Jenkins dos conciertos en Sídney (30 de septiembre) y Melbourne (3 de octubre).