FLORIDA- Ozzie Guillen publicó el martes en Twitter que estaba en Miami, "listo para comenzar" como nuevo manager de los Marlins y algunos de los peloteros del club se mostraron optimistas sobre la llegada del piloto venezolano.

Pero algo faltó. Los Marlins no habían confirmado todavía acuerdo alguno con Guillen, con lo que probablemente querían dejar el suspenso para el miercoles, cuando se disputa el último encuentro de la temporada regular.

El sitio web de Guillen eliminó buena parte de ese suspenso, al filtrar la noticia de que había llegado a un acuerdo para dirigir a los Marlins.

Un artículo publicado el lunes por la noche citaba a Guillen, quien decía que iba con destino a Florida. El texto fue retirado de la red poco despues y lo reemplazó otro sobre la salida de Guillen de los Medias Blancas de Chicago, que no mencionaba a los Marlins.

El martes por la tarde, Guillen colgó un mensaje en su cuenta de Twitter, que decía en ingles: "¡Que raro estar en Miami en esta epoca del año!, pero muy contento y listo para comenzar".

La noticia, aunque extraoficial, pareció caer bien entre los peloteros de los Marlins.

"Esto debería ser bueno", opinó el receptor John Buck. "Es un paso al frente. Es un compromiso del equipo que muestra que queremos ganar. Una parte importante de eso es conseguir a un manager que ha demostrado eso".

En su escueto artículo de la noche previa, Guillen señaló que hubiese deseado ser manager de los Medias Blancas, con quienes ganó la Serie Mundial del 2005, toda su carrera.

"Pero a veces se da la situación en que hay que dar otro paso y esa es la situación que se ha dado", decía. "Los Marlins de Florida consideran que soy el hombre idóneo para este puesto, a fin de llevar otra Serie Mundial al sur de la Florida".

"Probablemente eso es lo que necesitamos aquí", dijo el lanzador Mike Stanton. "Quizás nos deben decir las cosas sin andarse por las ramas. Eso es mejor que hablar a las espaldas de la gente. Él hablará cara a cara con uno".