Una familia de cinco miembros ha muerto hoy al ser arrastrada por una riada causada por el fuerte temporal en el norte de Tailandia, informaron fuentes oficiales.

Los equipos de rescate localizaron los cadáveres de los fallecidos -dos hombres y dos mujeres de entre 56 y 44 años, y una niña de 9- horas después de que una riada de madrugada arrasara cinco casas de la población de Muang Kai, en la provincia de Chiang Mai.

"Los cinco muertos son miembros de una misma familia", indicó al diario "Bangkok Post" el jefe del servicio de emergencia, Duangkam Wutthi.

Dos días de intensas lluvias provocaron la riada en una zona montañosa al norte del país donde las autoridades han situado el nivel del agua -de 3,85 metros- por encima del estado crítico.

Al menos 166 personas han muerto y miles han tenido que ser evacuadas debido a las inundaciones que comenzaron el pasado julio en las zonas central y norte de Tailandia, según el Departamento de Meteorología.

Las autoridades advierten de que 38 provincias del norte se encuentran en estado de alerta por las riadas en los próximos días y que el temporal también afectará a las zonas marítimas del sur, en el Mar de Andamán y el golfo de Tailandia.

La compañía estatal de ferrocarriles suspendió hoy quince trenes en la línea norte al quedar varios tramos de vía anegados.

El Gobierno aprobó el martes un ayuda de 7.200 millones de bat (211 millones de dólares o 171 millones de euros) para compensar a unas 351.000 familias por las pérdidas de las cosechas.

La primera ministra del país, Yingluck Shinawatra, dijo que el país necesitará unos 40.000 millones de bat (unos 1.200 millones de dólares u 884 millones de euros) para solucionar a largo plazo el problema de las inundaciones.

Afirmó que cuando unas provincias drenan agua, ésta se vierte en otras provincias, y que el Gobierno tiene problemas para rebajar los niveles, ya que las inundaciones se extienden por kilómetros.

El vicedirector general del departamento de regadíos, Vira Vongsangnak, dijo que el Chao Phraya, el principal río que atraviesa el país, no recuperará su nivel normal hasta el 15 de noviembre.

Tailandia soporta todos los años inundaciones y avalanchas de tierras fruto de las copiosas precipitaciones que caen durante la estación lluviosa o de los monzones, que arranca a finales de mayo o en junio y se prolonga hasta octubre.