Los miembros del Sindicato de Trabajadores del Automóvil (UAW, en inglés) ratificaron hoy el nuevo convenio colectivo con General Motors Co.(GM), que estará vigente durante los próximos cuatro años, informó hoy la UAW en un comunicado.

El acuerdo obtuvo una mayoría de dos a uno, con un 65 por ciento de los trabajadores de producción y un 63 por ciento de los trabajadores especializados a favor de su ratificación.

"La UAW y GM comenzaron esta ronda de negociación mientras Estados Unidos lidia con niveles récord de desempleo y una economía que muestra pocos signos de mejora", dijo el presidente de UAW, Bob King.

El contrato creará 6.400 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos y proporcionará empleos para los miembros de la UAW que fueron despedidos en los últimos años.

"Estamos enormemente orgullosos de nuestro sindicato. En estos tiempos de incertidumbre económica, hemos sido capaces de conseguir un acuerdo con GM que garantiza buenos empleos en EE.UU.", aseguró el vicepresidente de la UAW, Joe Ashton.

Los 6.400 nuevos puestos de trabajo en GM supondrán otros 57.600 empleos más entre los proveedores y otras empresas relacionadas con la industria del automóvil, añadió la UAW.

El contrato también estipula mejoras significativas para los trabajadores contratados a nivel básico y alcanza los 19,28 dólares para la remuneración horaria por el período que dure el contrato, mientras que hasta ahora estaban cobrando entre 14 y 16 dólares, la mitad de lo que reciben los veteranos.

Otros incentivos para la aprobación del convenio incluyen un bono de 5.000 dólares y otra "compensación por inflación" de 1.000 dólares una vez al año por cada uno de los años de duración del convenio.

"Cuando parece que todos en Estados Unidos están haciendo recortes en las prestaciones y mayores copagos y franquicias, hemos sido capaces de mantener y mejorar nuestros beneficios actuales", dijo Ashton.

Además, el vicepresidente de la UAW insistió en que uno de los puntos más significativo para los trabajadores es haber conseguido que las visitas médicas por 25 dólares sean ilimitadas a lo largo del año.

"GM es próspera hoy gracias a sus trabajadores. Son los trabajadores y la calidad de su trabajo, junto a los sacrificios que hicieron, lo que ha ayudado a regresar a la rentabilidad a esta empresa. Ahora que GM está registrando ganancias de nuevo, nuestros miembros están compartiendo el éxito, y asegurando que éste continúe", añadió King.

El nuevo convenio de cuatro años se hará efectivo inmediatamente y cubrirá a más de 48.000 trabajadores activos de GM.

Ahora, UAW se ha concentrado en las negociaciones con Ford, después de que extendiera su contrato con el grupo Chrysler, controlado por la Fiat.

A diferencia de Chrysler y GM, Ford no recibió fondos de salvamento por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Los costos de mano de obra de Ford son más altos, según la empresa, con un promedio de 58 dólares por hora, comparados con 56 dólares para GM y 50 dólares para Chrysler.

Tradicionalmente, UAW ha negociado primero un acuerdo con General Motors o con Ford o con Chrysler y ha usado ese convenio como modelo para los otros dos.