El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, pedirá ayuda a Estados Unidos para crear una policía de investigación independiente que fortalezca los esfuerzos de su Gobierno en la lucha contra el crimen organizado.

Lobo planteará el asunto a su homólogo estadounidense, Barack Obama, el próximo 5 de octubre, cuando mantendrá una reunión en la Casa Blanca, dijo hoy el mandatario hondureño en una conferencia de prensa en Miami.

Es "uno de los temas que hablaré con el presidente Obama porque en Honduras vamos a hacer reformas en lo que es el sistema de investigación, el sistema policial. Una de las grandes debilidades que reconocemos es la poca capacidad que tenemos de investigación", informó.

El Gobierno hondureño le planteó el asunto a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, recientemente, en Guatemala.

"Lo reiteraré en la reunión con el presidente Obama, que nos ayuden con el tema de investigación, más que todo a crear la capacitación interna. Quiero que Estados Unidos nos ayude mucho en la creación de la policía de investigación", dijo Lobo.

Estados Unidos y Colombia, agregó, ayudan a Honduras en pesquisas, pero la nación centroamericana quiere crear su propia policía de investigación independiente para combatir tanto al crimen organizado como al "delito de menor calado".

La situación en Centroamérica, según Lobo, se han "complicado" con el narcotráfico y el crimen organizado por la fuerte ofensiva que ha lanzado el presidente de México, Felipe Calderón, en contra de esos delitos.

La ofensiva ha obligado a los delincuentes a trasladarse a esa región, sobre todo a Guatemala, Honduras y El Salvador, precisó el mandatario hondureño.

Reconoció que hay "una buena colaboración de Estados Unidos, también en los países de la región porque todos entendemos que así como la delincuencia esta internacionalizada, también los Gobiernos tenemos que luchar de manera integral".

El Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) ha analizado mucho el tema y está tomando las medidas necesarias para hacer un frente común contra el crimen organizado, dijo Lobo.

Recordó que la región se encuentra en la ruta entre la producción de drogas de algunos países de América del Sur y el consumo de Estados Unidos.

"Con Estados Unidos hemos hablado mucho de cómo hacer campañas masivas contra el consumo de la droga porque al bajar disminuye la demanda y la presión sobre nosotros", comentó.

Otro de los temas que planteará el gobernante hondureño a Obama es el Estatus de Protección Temporal (TPS) de sus compatriotas en Estados Unidos, aunque es partidario de luchar para lograr que sea permanente.

"Uno de los temas que llevo en mi agenda es el del TPS y otro que tiene que ver con el beneficio de los nuestros que viven en Estados Unidos", informó.

Lobo consideró que el mundo de hoy se ha globalizado, así como el comercio y las comunicaciones, por lo tanto "también se tiene que globalizar la solidaridad al igual que el derecho de cualquier ciudadano del mundo de vivir donde quiera vivir".

"No sólo se debe globalizar lo que conviene, sino todo", agregó.

El TPS es concedido por el Gobierno estadounidense a las personas que huyen de desastres naturales o conflictos civiles en sus países de origen, para que puedan vivir y trabajar legalmente en esta nación.

Estados Unidos lo concedió a los hondureños y nicaragüenses que llegaron antes de que concluyera 1998, tras el huracán "Mitch" que azotó ese año a Centroamérica.

También se ha otorgado a unos 250.000 inmigrantes salvadoreños tras los terremotos que sacudieron El Salvador en 2001.

El TPS permite estar legalmente en el país y trabajar.