Las autoridades paraguayas informaron hoy del hallazgo de nuevos restos óseos en una fosa excavada en un cuartel policial en Asunción, que se cree que pertenecen a víctimas de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

El hallazgo fue reportado por un equipo integrado por perseguidos de la dictadura, antropólogos, autoridades policiales y fiscales que realizan excavaciones desde el 27 de julio de 2009 en el predio de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional.

Se cree que los restos óseos hallados hasta ahora en ese lugar corresponden a los esqueletos de unas diez personas.

Rogelio Goiburú, uno de los miembros del equipo de búsqueda, dijo a la emisora de radio asuncena Primero de Marzo que encontraron este miércoles "una tibia, un peroné y huesos de pies" en una nueva fosa excavada en los patios de esa dependencia policial.

Los restos hallados serán remitidos al Laboratorio de Medicina Forense, que tiene a su cargo el estudio y análisis de todos los restos hallados en la Agrupación Especializada.

Esa sede policial está ubicada en la barriada sur de Asunción, al lado de la cárcel de Tacumbú, la principal del país, a orillas del río Paraguay.

La Comisión de Verdad y Justicia, antecesora del órgano que sigue las excavaciones, denunció en su informe final, divulgado en agosto de 2008, que al menos 59 personas fueron ejecutadas y otras 336 desaparecieron durante la pasada dictadura.