Mamuka Gorgodze, mejor conocido como Gorgodzila o Guliver, dependiendo del país donde se encuentre uno, anotó el único try del partido y llevó a Georgia a ganar el juego que más deseaba ganar dentro del Grupo B del Mundial al imponerse el miércoles por 25-9 sobre Rumania.

Gorgodze, quien fue considerado desde antes de comenzar el torneo como uno de los jugadores a observar de cerca durante el Mundial, con una estatura de 1,98 metros y 118 kilos de peso (seis pies y cinco pulgadas de estatura y 260 libras de peso) culminó una escapada de su compañero, el flyhalf Merab Kvirikashvili al lanzarse sobre sus rivales rumanos, superó un par de líneas y se lanzó para rebasar la zona final. Además convirtió su patada posterior para que Georgia tomara una ventaja cómoda de 19-6 al comenzar el período final.

Gorgodze fue apodado como Gorgodzila en la lista de los mejores 14 jugadores profesionales de Rugby en Francia, donde fue elegido el mejor extranjero de la temporada pasada.

Sin embargo, en su país lo apodan Guliver, porque es enorme. Su 19no try lo convierte en el máximo anotador de la selección de Georgia.

El triunfo fue igualmente grande para Georgia que disputó apenas su segundo partido en tres presentaciones en Copas del Mundo y le ganaron a un país donde el rugby es el deporte nacional.

"Este juego fue muy importante para nuestro equipo. Estoy muy contento con el hecho de que hayamos ganado", dijo Gorgodze.

Georgia enfrentará el domingo a Argentina, que debe ganarle para clasificar a los cuartos de final.

Después de nueve días seguidos de partidos, la Copa del Mundo se tomará un respiro el jueves y luego los siete espacios vacantes para los cuartos de final se comenzarán a definir.

El único favorito, Nueva Zelanda, ya tiene un lugar en los cuartos de final y en un Mundial en el que las sorpresas han abundado, equipos que han ganado el Mundial como Sudáfrica, Inglaterra e Irlanda podrían quedar fuera.