La justicia española autorizó el miércoles la extradición a Colombia del director de cine español Pablo Lapiedra, al que se acusa de haber filmado películas pornográficas con menores de edad en la localidad de Medellín.

Tres semanas atrás Lapiedra se declaró inocente de los cargos y pidió no ser juzgado en el país sudamericano. Pero en un escrito de 12 páginas, el tribunal de la Audiencia Nacional accedió a la petición de Colombia argumentando que el delito que se le imputa encaja perfectamente en el tratado de extradición entre ambos países.

El director, uno de los más conocidos de la pequeña industria del cine pornográfico en España, está acusado de un delito de inducción a la prostitución y la pornografía infantil tipificado con penas de hasta 12 años de cárcel en Colombia.

Lapiedra, de 37 años, todavía puede recurrir la resolución. Además, y en última instancia, es el gobierno español el encargado de autorizar dicha extradición.

Las autoridades colombianas investigaban al director desde 2008, cuando el rector de un instituto de Medellín interpuso una denuncia tras averiguar que una de sus alumnas aparecía en un vídeo pornográfico.

La víctima, de 16 años, explicó en su declaración que le pagaron unos 900 dólares por aparecer en una de las cintas y que le prometieron que los vídeos no se distribuirían en Colombia. Pero las películas se colgaron en varias páginas de internet.

Según el fallo judicial, los hechos tuvieron lugar entre diciembre de 2007 y enero de 2008 en Medellín y sus alrededores. En las filmaciones aparecían otras niñas menores que no se pudieron identificar.

Tras seguir la pista de las grabaciones, la policía llegó hasta Lapiedra y su mujer, que trabaja como actriz pornográfica. Después constataron que ambos residían en Madrid y que ella aparecía en algunas de las filmaciones.

En la vista de extradición celebrada el 6 de septiembre, Lapiedra aseguró no saber que la joven colombiana era menor de edad.

El abogado del director, José Luis Fuertes, precisó que la adolescente tenía documentación que acreditaba su mayoría de edad y que la contrató de buena fe, aunque reconoció que posteriormente averiguaron que los documentos eran falsos.

Lapiedra fue detenido en Barcelona el 17 de marzo y permaneció encarcelado en régimen de prisión provisional hasta el 2 de septiembre. Actualmente se encuentra en libertad condicional tras abonar una fianza de 100.000 euros (135.000 dólares).