El rey Abdulá de Arabia Saudí anuló la sentencia dictada por un juez contra una mujer del reino — de ser sometida a 10 latigazos por desafiar una prohibición contra las conductoras_, informó un funcionario saudí el miércoles.

El funcionario, que se negó a dar detalles, habló bajo condición de no ser identificado porque no estaba autorizado para hablar con la prensa.

La víspera, un tribunal saudí declaró a la conductora — Shaima Jastaina, de unos 30 años — culpable de violar la prohibición de conducir un vehículo y la condenó a 10 latigazos.

Fue la primera vez que un juez dictaba un castigo por infringir la regulación que ha existido siempre en la ultraconservadora nación musulmana.

No hay leyes que prohíban a las mujeres conducir, pero los conservadores edictos religiosos lo han prohibido.

Días antes, el rey Abdulá prometió proteger los derechos de las mujeres y decretó que ellas podrán votar y buscar puestos de elección popular en las elecciones municipales de 2015.