El primer parque de energía eólica con tecnología española inició hoy operaciones en Honduras, con la puesta en funcionamiento de 34 de los 51 aerogeneradores que lo integran y que en total tienen una capacidad de producción de unos 102 megavatios.

El parque, que "será el más grande de Centroamérica", estará en pleno funcionamiento en febrero próximo, y los 102 megavatios que generarán las 52 torres de tres aspas cada una paliarán en parte la demanda de electricidad que tiene Honduras, que ya supera los 1.300 megavatios.

Así lo explicó el gerente de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), Roberto Martínez, al inaugurar el parque eólico, ubicado en el sector de Cerro de Hula, unos 24 kilómetros al sur de Tegucigalpa.

"Hay oferta para ampliar su capacidad en otros 30 megavatios", señaló Martínez, al resaltar que el parque "representa apenas el 1 % del potencial eólico de Honduras, que es de 7.000 megavatios".

El alto funcionario hondureño dijo que se estudia instalar otro parque eólico en el sector de Mercedes, en el occidental departamento de Ocotepeque, fronterizo con El Salvador y Guatemala.

La designada presidencial (vicepresidenta) de Honduras, María Antonieta Guillén, quien a última hora no asistió a la puesta en funcionamiento del parque de Cerro de Hula, indicó a los periodistas en Tegucigalpa que con el proyecto en marcha el país "está contribuyendo a un mejor ambiente".

Agregó que el presidente hondureño, Porfirio Lobo, seguirá impulsando proyectos hidroeléctricos para la generación de energía limpia, de los que algunos ya están en construcción.

De la energía que consume Honduras, alrededor del 65 por ciento es generada por plantas térmicas, que representan un coste mayor de la electricidad y una alta factura en concepto de derivados del petróleo que se necesitan para su funcionamiento, mientras que el porcentaje restante de fuentes naturales.

El gerente de la Enee indicó que en la presente administración se tiene previsto la construcción de unos tres proyectos hidroeléctricos que globalmente generarán 750 megavatios.

Con esos proyectos, el Gobierno espera paliar la crisis energética que provoca apagones en buena parte del país.

Las empresas contratistas del proyecto de Cerro de Hula, privado, son las españolas Gamesa e Iberdrola Ingeniería y Construcción, indicó un ejecutivo de la compañía Globeleg Mesoamerica Energy, responsable de la construcción del parque eólico.

Los otros países centroamericanos en los que se produce energía eólica son Costa Rica y Nicaragua.