El primer Boeing 787 aterrizó el miércoles en la capital japonesa donde la aerolínea All Nippon Airways preparará la largamente esperada nave para su primer vuelo comercial.

La nave despegó de Everett, Washington, el martes por la mañana en medio de los aplausos de los empleados después de un retraso de tres años para sacar al nuevo avión al mercado. Boeing no cumplió con la entrega inicial de mayo de 2008 y repetidamente aplazó su introducción por problemas en el desarrollo.

El avión entrará en servicio el 26 de octubre con un vuelo privado especial desde el Aeropuerto Internacional Narita, en Tokio, con destino a Hong Kong. ANA comenzará a utilizar el 787 en rutas nacionales regulares a partir del 1 de noviembre.

El nuevo avión es el primero comercial construido utilizando fibra de carbón, un plástico fuerte, ligero y de tecnología de punta, en lugar de la típica piel de aluminio. Es más silencioso y utiliza un 20% menos de combustible en comparación con los aviones de su tamaño fabricados con aluminio.

Las aerolíneas han ordenado más de 800 de estos aviones para competir con el Airbus A350.

ANA, la octava aerolínea del mundo por ingresos, considera al 787 una parte importante de sus esfuerzos de expansión mundial. Debido a su extenso rango, ANA planea utilizarlo en un número importante de nuevas rutas de largo alcance que no son comercialmente viables porque el número de pasajeros no era lo suficientemente grande para justificar un avión como el Boeing 747.