El desmantelamiento de los 17 reactores atómicos alemanes, cuya desconexión de la red finalizará en 2022 según acordó el Bundestag el pasado junio, tendrá un coste mínimo de 18.000 millones de euros.

Esa cifra es adelantada hoy por el rotativo económico germano Handelsblatt en base a un estudio de la asesoría de empresas Arthur D. Little (ADL) sobre el coste del proceso de desmantelamiento y limpieza de las distintas plantas nucleares germanas operadas por los grupos energéticos Eon, RWE, Vattenfall y EnBW.

La decisión sobre el cambio radical de la política energética adoptada por el parlamento germano llevó ya a la desconexión la pasada primavera de los ocho primeros reactores y a la paralización en los próximos 11 años de los nueve restantes.

El estudio subraya que el desmantelamiento de las plantas atómicas supone un reto logístico y financiero para las compañías eléctricas afectadas, operación que beneficiará a las empresas especializadas.

El rotativo comenta que los consorcios eléctricos no han citado hasta ahora cifra alguna sobre el coste de dicho desmantelamiento, mientras el estudio de ADL especifica el precio de la operación para cada reactor, que oscila entre los 670 y los 1.200 millones de euros.