Entre los materiales demorados abundaban las publicaciones de origen uruguayo, chileno, paraguayo e incluso de China. EFE/Archivo