"Travieso carmesí" es el segundo álbum de la directora de orquesta Alondra de la Parra y tras obtener un disco de platino, ha sido lanzado en una edición especial.

A pesar de estos logros considerables, la mexicana De la Parra se mantiene modesta y no se considera un ídolo, o que sea un parteaguas de la música.

"Esos juicios yo no los puedo controlar, ni decidir. Me encantaría que a través de mi trabajo puedan acercarse a la música, que encuentren paz e inspiración. Eso sería genial, pero lo hago porque creo en esto", dijo De la Parra el miércoles a The Associated Press, luego de una rueda de prensa para presentar la edición especial del álbum.

Para la fundadora de la Orquesta Filarmónica de las Américas, haber vendido más de 60.000 copias de la producción, en la que grabó temas populares mexicanos con Natalia Lafourcade, Denise Gutiérrez y Ely Guerra, sólo superó una serie de vicios en la música clásica.

"Creo que hemos cometido errores en el mundo de la música clásica, tanto los artistas, los managers, como la prensa en etiquetarlo, en alejarlo del público, en decir: 'esto es una cuestión paralela, para los que saben''', dijo De la Parra. "Simple y llanamente es regresar a dónde empezamos, que es que la música es para todos".

La nueva edición de la producción lanzada originalmente en mayo, incluye un DVD del concierto que las cuatro artistas ofrecieron ese mes en el Auditorio Nacional de la capital mexicana acompañadas por Armando Manzanero.

La directora de orquesta de 30 años, debutó recientemente en Japón, donde ofreció dos conciertos que sirvieron como homenaje a las víctimas del terremoto y tsunami que azotaron a la nación asiática en marzo de este año.

Esa experiencia, dijo, le dio "un momento de espiritualidad" que le gustaría esparcir por México en un tiempo en el que el país atraviesa por una situación de violencia.

"La música es ese espacio para que la gente se recupere, es una oportunidad maravillosa de reflexión, de ayudar a procesar dolor, angustia, felicidad, muchos sentimientos. Es en momentos de crisis cuando se les necesita mucho más a los artistas y sobre todo a la música", refirió la hermana del cantante Mane de la Parra.

"Estamos llenos de noticias malas y eventos que nos avergüenzan mucho como mexicanos, pero entonces es el momento de decir, 'somos esto, somos lo otro. Mira esta canción, no olvidemos lo bueno que somos' (...) La música es un espejo de esto y esto es la intención de este disco", dijo.

De la Parra, que debutó en la industria musical con "Mi alma mexicana/My Mexican Soul" (2010), se prepara para seguir acumulando éxitos. Próximamente se presentará en Munich y Sao Paulo, en donde grabará un disco en el que retomará éxitos de Gilberto Mendes.

"Es un músico entre popular y clásico, una persona que ha hecho mucha bossa nova, que ha hecho cosas distintas y voy a hacer un disco con pura obra de él", adelantó sobre su trabajo en Brasil.

También contó que en diciembre participará en "El cascanueces" con el Ballet de la Ciudad de Nueva York, para el que ofrecerá cuatro fechas.

"(El ballet) es algo que sí conozco, no desde adentro, pero sí muy cerca. Me siento como muy empapada, es cuestión de aprenderme la partitura y tratar de respirar y dar los tiempos exactos a los bailarines para que se sientan cómodos", dijo.