El jefe de la Misión de la Onu en el Sáhara Occidental (MINURSO), Hany Abdel Aziz, se ha desplazado a Dajla, en el sur del territorio, para investigar lo sucedido en las últimas horas, dijeron a Efe fuentes de la misión en El Aaiún.

Los disturbios, que comenzaron en la tarde del pasado domingo, se han saldado ya con la muerte de ocho personas, según la televisión oficial marroquí, aunque el último comunicado emitido por el gobierno local habla de siete muertos.

Hany Abdel Aziz se encuentra al frente de un pequeño equipo en el terreno, con el que elaborará un informe de los sucesos que trasladará al secretario general, pero es improbable que lo haga público, dijo a Efe Enrico Magnani, responsable de la oficina de información de la Minurso.

Magnani dijo no disponer de ninguna otra información relativa a la situación en Dajla en el día de hoy.

La Minurso fue desplegada en 1991 en el territorio del Sáhara Occidental con la misión de preparar un referéndum de autodeterminación, pero no ha logrado establecer ni siquiera un censo de votantes y es frecuentemente criticada por carecer de competencias en derechos humanos y no cumplir un papel de fuerza de interposición.

Según fuentes concordantes en Dajla, algunas pro marroquíes y otra pro independentistas, los enfrentamientos en la ciudad han opuesto a grupos de civiles saharauis y a otros originarios de Marruecos, estos últimos habitantes del "campamento Wakala" de la periferia de la ciudad. EFE