El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que "es el momento de que suceda algo en Cuba", ahora que en países como los de Oriente Medio surgen movimientos hacia la democratización.

En una mesa redonda con medios digitales hispanos, donde los votantes latinos pudieron plantear preguntas a través de Internet, Obama indicó que "en todo el resto del mundo se ha visto un movimiento en favor de la democratización".

"Ha llegado el momento de que suceda lo mismo en Cuba", declaró el presidente estadounidense.

Matizó que "de momento, lo que no hemos visto es el tipo de genuino espíritu de transformación dentro de Cuba que justificaría que elimináramos el embargo" que EE.UU. mantiene contra la isla desde 1962, señaló el presidente estadounidense.

Según indicó, si el Gobierno cubano adopta medidas hacia la democracia y el respeto de los derechos humanos, dijo, "estamos abiertos a una nueva relación".

Según recordó, ya ha flexibilizado la política de modo que los cubano estadounidenses pueden viajar tantas veces como quieran a la isla o enviar dinero más fácilmente a sus familiares.

"Hemos hecho estas modificaciones para enviar la señal de que estamos dispuestos a mostrar flexibilidad y no quedarnos parados en una mentalidad de la Guerra Fría que se retrotrae a cuando yo nací", declaró el presidente estadounidense.

Pero por su parte Cuba debe mostrar que responde, mediante la liberación de sus presos políticos y el respeto a los derechos humanos, insistió.

En una mesa redonda con medios hispanos hace dos semanas, entre ellos Efe, Obama indicó que los cambios emprendidos por Cuba "no son lo suficientemente agresivos".

"El Gobierno cubano ha dicho que quiere lanzar una transición, abrir la economía, para permitir que las empresas puedan operar con mayor libertad", dijo entonces Obama.

"No hemos visto cambios agresivos en la economía" y "desde luego tampoco han sido agresivos en lo que se refiere a los presos políticos y a dejar que la gente diga lo que piensa", agregó en aquella mesa redonda.