La policía de Alabama aplicará a partir del jueves estrictas medidas estipuladas por la ley migratoria, considerada por muchos como la más estricta de Estados Unidos.

Las autoridades podrán interrogar a personas sospechosas de estar sin permiso en el país y mantenerlos detenidos sin derecho a fianza, además las autoridades pueden revisar el estatus de los estudiantes en escuelas públicas, dijo el gobernador Robert Bentley.

Estos dos aspectos clave de la nueva ley de Alabama fueron ratificados por una juez federal el miércoles. El gobernador dijo que partes de la ley entrarán en vigor de inmediato.

"Intentamos aplicarla", dijo Bentley.

La jueza de distrito Sharon Blackburn escribió en su fallo de 115 páginas que algunas partes de la ley respaldada por republicanos entran en conflicto con las leyes federales, pero otras no.

Entre las disposiciones que permanecen sin cambio, al menos temporalmente, hay varios elementos clave que permiten calificar a la ley de Alabama como más rigurosa que las legislaciones similares aprobadas en Arizona, Utah, Indiana y Georgia. Otros jueces federales ya las han rechazado total o parcialmente.

Hay tres demandas contra la ley de Alabama, incluida una impugnación del gobierno del presidente Barack Obama. Se prevé que la decisión de Blackburn será apelada.

John Carroll, ex magistrado federal que ahora es rector de la facultad de leyes en la Universidad Samford, dijo que el fallo de Blackburn fue en su mayor parte consistente con las decisiones en otros estados con excepción de permitir en Alabama la ley de "detener y preguntar", que autoriza a la policía solicitar los documentos migratorios de las personas.

Varios dirigentes del sector agrícola temen que la ley los perjudique al alejar a los trabajadores hispanos que son vitales para levantar las cosechas en todo el estado.

El tema de la inmigración en Alabama se volvió polémico durante la última década a medida que la población hispana del estado creció en un 145%, a aproximadamente 185.600 residentes.

La jueza Blackburn aseguró que la ley federal no le prohibe al estado obligar a las escuelas a verificar la situación migratoria de los estudiantes y reportar las estadísticas generales al estado, pero el efecto inmediato no está claro porque las clases ya comenzaron. Alabama fue el primer estado en incluir una previsión de este tipo, por eso la decisión de Blackburn podría servir como un anteproyecto que permita a otros adoptar leyes similares.

____

El periodista de The Associated Press Phillip Rawls colaboró con este despacho desde Montgomery.