Un nuevo tipo de cerca fronteriza en Arizona parece haber forzado a los narcotraficantes a cambiar de procedimiento para traer su carga desde México.

La Policía de Arizona notó recientemente que algunos paquetes de marihuana que requisaban estaban deformados, reportó el diario Nogales International (http://bit.ly/mRuTNi).

El teniente Gerry Castillo, de la fuerza de tareas del condado de Santa Cruz, dijo que los investigadores supusieron primero que los 22 kilogramos (48 libras) de marihuana envueltos en paquetes tubulares habían sido preparados para ser transportados por un túnel, pero no se veían sucios.

Entonces se dieron cuenta de que los paquetes parecían sido pasados entre los barrotes de la nueva cerca fronteriza, que tiene tubos de acero rellenos de concreto con un espacio de aproximadamente 10 centímetros (4 pulgadas) entre ellos.

La nueva cerca de 4,5 kilómetros (2,8 millas) cerca de Nogales se completó en el tercer trimestre a un costo de 11,6 millones de dólares.