Albert Uderzo, dibujante francés y creador de las aventuras de "Astérix y Obélix" junto con el guionista René Goscinny, ha anunciado que la saga de los irreductibles galos contará con nuevas aventuras, al haber encontrado a dos relevos que se encargarán tanto de escribir la trama como de plasmarla en papel.

Los hermanos Frédéric y Thierry Mébarki serán los encargados de dibujar y colorear la saga de los célebres devoradores de jabalíes y Jean-Yves Ferri se encargará de los guiones, según los medios locales.

El que redactará el devenir de Astérix, Obélix, Panorámix y compañía, autor entre otros de cómics como "De Gaulle à la plage", es "un tipo tímido, estupendo e íntegro", declaró Uderzo, de 84 años, a la prensa francesa, aunque la casa editorial Hachette aún no ha confirmado la revelación.

"Estoy un poco cansado, los años han pasado y son años que pesan, y he decidido de dejar esto a autores más jóvenes, que tienen suficiente talento para hacerlo (...) para que los personajes sobrevivan", destaca Uderzo, que creó en 1959 las historietas sobre un pequeño poblado rebelde que se resistía a la Roma de Julio César.

Su compañero de viaje, Goscinny, falleció en 1977 y fue Uderzo quien se encargó desde entonces del hilo dramático de una saga que ya cuenta con 33 cómics, 350 millones de ejemplares vendidos y 11 películas, incluyendo las de dibujos animados.

"No hay razón para que la serie llegue a su fin", asevera el creador, quien alabó las capacidades de los futuros autores.

Ferri, dibujante y guionista de poco más de 40 años, es el responsable de la historieta "Le retour à la terre" (Dargaud), que contó en los lápices con Manu Larcenet. Pero es además autor de personajes como Aimé Lacapelle.

Los hermanos Mébarki, por su parte, han trabajado con Uderzo durante "más de treinta años" y pueden hacer cosas que el maestro ya no puede hacer, confiesa.

Uderzo, los hermanos Mébarki y Ferri se reunieron hace seis meses en París y hubo química, reconoce el creador de Astérix.

"Tuvimos una pequeña sesión de trabajo. Inmediatamente sentí que se entendían muy bien. Jean-Yves tiene su propio humor, pero puede igualmente adaptarse al de René Goscinny", confesaba el autor a "Le Figaro", que adelantó que en su próxima aventura Astérix y Obélix viajarán fuera de Francia.

Sin embargo, Uderzo no siempre estuvo dispuesto a ceder su creación a nuevos dibujantes y guionistas, reconoció.

En un principio pensó dar por terminada la saga con su retirada profesional, al igual que lo hizo el belga Hergé con "Tintín". Pero numerosas cartas de lectores invitándole a preparar una sucesión acabaron por convencerle de no jubilar a sus célebres personajes.

"Espero que esa continuidad dure generaciones y generaciones", dice el autor, que asegura que la única consigna trasladada a los futuros creadores es que tengan "buenas ideas".

Uderzo, que tardó dos años en reponerse de la muerte de su compañero de trabajo y en volver a dibujar a los legendarios personajes galos en su enfrentamiento con los romanos, dice sentirse satisfecho por haber vivido "tantas bellas aventuras" en la creación y desarrollo del cómic, ahora que pasa el testigo a un equipo más joven.

Astérix y Obélix sumarán en 2012 un nuevo libro, año en el que también se espera el estreno de la cinta "Astérix y Obélix, God Save Britannia", que contará, una vez más, con el actor francés Gérard Depardieu.

Traducidos a más de 107 idiomas y dialectos, el pequeño Astérix y su orondo compañero de fatigas Obélix se han convertido en sus 52 años de existencia en un poderoso producto de entretenimiento que cuenta, entre otros, con su propio parque de atracciones a las afueras de París.