Algunos tendrán la opinión que es una pelea menor, pero para Sergio Martínez, ningún combate es pequeño.

El argentino Martínez, quien entrenó el martes en una tienda deportiva de Times Square para sus seguidores, se mostró listo para el combate del sábado contra el británico Darren Barker en Atlantic City.

La pelea es por el título Diamante del peso mediano del CMB.

Pese a que muchos califican una pelea de poco nivel, "Maravilla" Martínez considera que enfrente tendrá a un rival peligroso.

Barker, quien por primera vez peleará fuera de su país, está invicto en 23 combates, 14 ganados por nocaut.

"Sé que (Barker) está invicto es un poquito más alto que yo y es muy fuerte", dijo Martínez. "No es un clásico fajador inglés, que viene muy motivado eso lo hace muy peligroso", dijo.

Martínez (47-2, con 26 nocauts) confió en que al término de su pelea las dudas se disiparán sobre aquellos que creen que no tiene nivel para peleas de mayor nivel.

"He vivido mucho tiempo buscando a los verdaderos campeones, pero me doy cuenta que sólo son campeones de papel", dijo. "Yo los he estado buscando para que peleen conmigo y nadie me ha contestado".

"Estoy listo para pelear con quien sea, con Floyd Mayweather Jr. Ya le pregunté a (Julio César) Chávez hijo si quiere pelear conmigo y no me ha contestado. Estoy listo para pelear con quien sea. No es mi problema que no quieran medirse conmigo", añadió.

Agregó que la cuestión de los combates se debe más a un asunto de mercadotecnia que de calidad pugilística, por lo que reiteró su disposición a enfrentarse con cualquiera.

"Lo que puedo decir es que Mayweather está bien promocionado y que cuando llega al cuadrilátero, simplemente hace lo mismo que yo. Puedo decir que este tipo de boxeadores me ganan en publicidad, pero dudo que me ganen en una pelea", sostuvo.