El gobierno del presidente Barack Obama argumentó que la publicación de fotografías y videos tomados a Osama bin Laden tras su muerte dañaría la seguridad nacional y ocasionaría ataques a propiedad y personal estadounidenses.

En una respuesta a una demanda presentada por Judicial Watch, un grupo conservador que quiere las imágenes, con base en la Ley de Libertad de Información, abogados del Departamento de Justicia señalaron que la CIA ha localizado 52 fotografías y grabaciones de video.

Pero argumentaron que las imágenes de la muerte de bin Laden están clasificadas como secretas y que se trata de impedir su publicación para evitar incitar a la violencia contra estadounidenses en el exterior y comprometer sistemas secretos y técnicas utilizadas por la CIA y las fuerzas armadas.

El Departamento de Justicia pidió a la corte desechar la solicitud de Judicial Watch.

Bin Laden murió en mayo a manos de un equipo de fuerzas especiales de la Marina de Estados Unidos.