El publicista y excongresista Carlos Raffo, un exasesor de campaña de Alberto Fujimori, mantuvo hoy un acalorado careo con el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos, durante un juicio por un presunto caso de corrupción.

El encuentro se dio en la base naval del Callao, donde está preso Montesinos, mano derecha de Fujimori durante sus años de Gobierno (1990-2000), como parte del proceso que se sigue contra Raffo por la presunta comisión del delito de peculado en calidad de cómplice primario.

Montesinos afirmó que le entregó al publicista 100.000 dólares provenientes de fondos del Estado, como parte de la financiación de la campaña electoral de Fujimori en el año 2000, lo que provocó la airada protesta de Raffo, quien en un momento lo llamó "amoral".

Como consecuencia, y tras llamarle la atención en tres ocasiones, el tribunal expulsó a Raffo de la sala, pero tras unos minutos decidió recibirlo nuevamente y la sesión continuó hasta su finalización.

"El señor acudió en diversas oportunidades a recibir dinero personalmente de quien habla y de mi secretaria, la señora María Angélica Arce", remarcó Montesinos sobre Raffo, después de señalar que ese dinero se entregó por ordenes de Fujimori.

Raffo dijo que esa declaración "es absolutamente falsa" y ratificó que en ningún momento aceptó "dinero sucio" de Montesinos.

Añadió que Montesinos se lo ofreció en dos oportunidades, "pero no para la campaña electoral", sino para que le cuente los encargos que le daba el presidente.

Ante esto, Montesinos rechazó que le haya pedido a Raffo ser un "soplón" y dijo que todas las comunicaciones que se realizaban desde y hacia el Palacio de Gobierno se grababan por órdenes de Fujimori.

Tanto Fujimori como Montesinos cumplen condenas a más de veinte años de cárcel por diversos delitos cometidos entre 1990 y 2000.

Raffo, por su parte, ingresó a la orbita del fujimorismo para la campaña electoral de 2000, fue elegido congresista en 2006 y se mantuvo como una persona cercana a Fujimori y su hija Keiko hasta la campaña electoral de este año, cuando dimitió a su cargo por discrepancias con los dirigentes del partido Fuerza 2011.