La masa monetaria en circulación en la zona del euro, medida por el agregado M3, aumentó en agosto un 2,8 % interanual, siete décimas más que el mes anterior, pero los préstamos siguen en un nivel bajo.

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que los préstamos al sector privado crecieron en la zona del euro en agosto un 2,6 %, frente al mismo mes del pasado año, dos décimas más que en julio.

El agregado monetario M3 comprende el efectivo en circulación, depósitos a la vista y a plazo hasta dos años, depósitos disponibles hasta tres meses, cesiones temporales de deuda y fondos de inversión en activos del mercado monetario (FIAMM).

Entre junio y agosto, la tasa de crecimiento interanual del M3 subió al 2,3 %, en comparación con el 2,1 % de los tres meses anteriores entre mayo y julio.

Pese a la sorprendente expansión monetaria en agosto, algunos expertos consideran que el crecimiento de los créditos es todavía bastante moderado.

Los créditos al sector privado subieron en agosto un 0,5 % frente al mes anterior.

"El crecimiento de los préstamos a los hogares y a las empresas sigue siendo contenido", consideró Michael Schubert, analista de Commerzbank.

El BCE ha reconocido ya que la baja expansión monetaria y del crédito crea más riesgos a la baja para el crecimiento económico y deja la puerta abierta para más medidas de política monetaria, incluida una bajada de los tipos de interés los próximos meses, añadió Schubert.

No obstante, "los datos monetarios publicados hoy no apoyan una reducción inmediata de la tasa de interés rectora", según Commerzbank.

El BCE publica ahora más datos estadísticos del sector financiero, que también los tendrá en cuenta en su análisis de política monetaria, en un entorno de aumento de los vehículos financieros.

El banco europeo ha incluido en estas cifras estadísticas el ajuste de la titulización, que hace que los préstamos desaparezcan del balance de los bancos.

Así, los préstamos al sector privado aumentaron en agosto un 2,8 % respecto a igual mes del pasado año, 2 décimas más que en julio, ajustado el efecto de ventas y titulización.

Los créditos a los hogares aumentaron en agosto 3 %, como en julio.

La expansión interanual de los préstamos para el pago de una vivienda, el componente más importante de los créditos a los hogares, fue en agosto del 3,9 %, también como el mes anterior.

La medición del dinero en circulación constituye uno de los dos pilares en los que el banco emisor europeo basa su política monetaria, cuyo fin es lograr la estabilidad de los precios y sirve de referencia a la entidad para poder prever la inflación en los países que comparten el euro.