El gobierno de transición en Libia reforzó el martes con medidas económicas su campaña bélica con la intención de sofocar la dura resistencia que han presentado las fuerzas leales al líder Moamar Gadafi.

Las autoridades provisionales le entregaron 20 millones de dinares (16 millones de dólares) a la ciudad de Sabha, en el remoto sur del país, la cual está asediada por los combatientes de Gadafi. El gobierno de transición espera que el dinero aumente el apoyo local al movimiento rebelde.

Mientras, las fuerzas revolucionarias avanzaron por los suburbios al este de Sirte, la ciudad natal de Gadafi, dijeron los comandantes, en un intento por vincularse con los combatientes que atacan desde el oeste y cerrar el cerco en torno del bastión leal al dictador depuesto.

Por su parte, un hijo de Gadafi apareció en un video por primera vez desde que Trípoli fue tomada por los insurgentes. En las imágenes intentaba reagrupar lo que queda del régimen de su padre.

Un grupo de periodistas acompañó al ministro de finanzas, Alí al-Tarhouni, y al dinero en el primer vuelo que llega a la ciudad desértica de Sabha desde que la OTAN estableció una zona de exclusión aérea en marzo. Unas 20 cajas con billetes de 20 dinares fueron llevadas al banco central de Sabha. Cada caja pesaba unos 78 kilos (116 libras).

Las fuerzas revolucionarias han conseguido el control de una gran área, pero todavía enfrentan una dura resistencia.

"Las fuerzas dentro de esos espacio no se oponen a unírsenos, pero no quieren desarmarse", afirmó un vocero del Consejo Nacional de Transición de Libia en Sabha, Ahmed Bashir. "Ellos tienen armas, no personal. Nosotros tenemos personal y armas ligeras".

El paradero de Gadafi es desconocido, aunque en varios mensajes de audio ha exhortado a sus seguidores a combatir.

La televisora Al-Rai, en Siria, difundió un video de un hijo de Gadafi, Seif al-Islam, el cual, dijo, fue grabado la semana pasada. El mismo video, sin embargo, parece que fue subido a YouTube el 6 de marzo. Otro video con al parecer el mismo acto tiene fecha de subida a YouTube del 27 de febrero, cuando comenzaba el levantamiento.

Más de un mes después de ocupar Trípoli para poner fin al régimen de casi 42 años de Gadafi, las fuerzas libias todavía enfrentan una enérgica resistencia de los partidarios del líder fugitivo en tres frentes: Sirte, la ciudad de Bani Walid al sudeste de la capital, y reductos en el desierto del sur.

Algunos de los combates más intensos se han librado en Sirte, ciudad a la que las fuerzas revolucionarias atacaron por primera vez hace dos semanas pero que después retrocedieron en vista de la furiosa resistencia.

Abdel-Basit Haroun, un comandante de campaña, dijo que sus fuerzas llegaron a una rotonda a menos de 10 kilómetros (6 millas) al este del centro de la ciudad. Agregó que el plan era que las fuerzas del este y el oeste se unieran dentro de Sirte.

"Estamos casi allí pero la parte difícil acaba de empezar", afirmó Haroun.

Un comandante de brigada en el frente del oeste, Al-tohami Abu Zayan, dijo que sus fuerzas pueden tomar Sirte "cuando nos parezca", pero que se contenían para proteger a los civiles. Agregó que sus hombres estaban en contacto con civiles dentro de la ciudad y que trabajaban para asegurar que pudieran salir de Sirte.

___

El periodista de The Associated Press Maggie Michael en Sirte contribuyó en la información.