Un tren subterráneo se estrelló el martes contra la parte posterior de otro que estaba parado debido a un fallo de una de las luces de señalización, hiriendo a más 270 personas, último percance en la creciente red de transporte de China.

La avería de señalización en la Línea 10 obligó al personal del metro a dirigir el servicio directamente por teléfono en lugar de señales electrónicas y por ellos circulaban a baja velocidad, anunció el Shanghai Shentong Metro Group en una declaración. la línea abrió el año pasado y es ahora la más nueva de la ciudad.

Por lo menos 271 personas resultaron heridas en el accidente, tres de ellas de gravedad, dijo Xu Jiangguang, director de la oficina de salud municipal. Algunos de los heridos fueron sacados en camillas y 30 quedaron ingresados durante la noche en diversos hospitales.

"Es el día más sombrío para el metro de Shanghai. Sin importar la causa o la responsabilidad, somos presas del remordimiento por haber causado a nuestros pasajeros heridas y pérdidas", dijo la empresa en una nota de disculpa colgada en su página de internet. "Queremos disculparnos muy, muy profundamente".

El sistema de señalización es producido por Casco Signal Ltd., una empresa conjunta de China Railway Signal and Communication Corp. y Alstom, que suministra sistemas de señalización a los trenes subterráneos de diversas ciudades chinas, incluyendo Beijing, Shanghai, Tianjin y Shenzhen.

Casco fue culpada por el accidente del metro ocurrido en Shanghai en el 2009, y suministro el sistema central de control de tránsito a un ferrocarril en la provincia oriental china de Zhejiang, donde se estrellaron dos trenes bala el 23 de julio, muriendo 40 personas y quedando heridas 177.

Ese accidente puso de relieve el malestar por el enorme costo del nuevo sistema ferroviario del país, especialmente de los trenes bala.

___

La redactora de Associated Press Elaine Kurtenbach y el investigador Fu Ting contribuyeron a este artículo.