La popularidad del presidente Sebastián Piñera cayó al mínimo histórico de 22% en buena parte por el prolongado conflicto estudiantil, mientras la desaprobación a su gestión aumentó a 66%, según una encuesta divulgada el martes.

"El apoyo al presidente sigue desplomándose. Llega al 22% y el rechazo al 66%. Nunca un presidente había tenido ese nivel de rechazo y esa baja aprobación", expresó el sociólogo y director del Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (Cerc) Carlos Huneeus al presentar el estudio de opinión realizado a 1.200 personas de todo el país.

El sondeo, realizado entre el 18 y el 28 de agosto, tiene un margen de error del 3%.

Un anterior sondeo realizado también por el Cerc en mayo mostraba una aprobación de 35% y un rechazo de 53%.

El encuestador señaló que el estudio refleja el nivel de eficiencia que la población le atribuye al gobierno de Piñera, respaldado por una coalición de dos partidos de derecha.

Huneeus manifestó sorpresa por la poca eficacia administrativa del mandatario, que "en los negocios tuvo una audacia ilimitada". Piñera es el hombre más rico de Chile con una fortuna superior a los 2.500 millones de dólares.

A juicio del encuestador, la opinión pública chilena mayoritariamente "quiere cambios, quiere reformas, se plantea desigualdades, (lo considera) un presidente debilitado".

No obstante, el 50% de los que votaron por Piñera en 2010 volverían a respaldarlo.

"Es un presidente que no es querido y se empecina demasiado en hacerse querer, pero la única manera de hacerse querer en democracia es con políticas que satisfagan a los ciudadanos", apuntó Huneeus.

La rebelión iniciada a comienzos de junio por los universitarios y secundarios en reclamo de reformas en la educación, mayores aportes estatales, el término del lucro en las instituciones que reciben aportes fiscales y la gratuidad de la enseñanza tiene un respaldo ciudadano de 89%. Es ese apoyo el que ha provocado la caída sistemática del respaldo a Piñera en los últimos meses.

Según el director del Cerc, el movimiento estudiantil representa el sentir mayoritario sobre la necesidad de poner fin a las desigualdades que imperan en el país.

Aunque la coalición de centroizquierda que gobernó por 20 años tras el retorno de la democracia en 1990 y que fue desplazada por Piñera tiene un nivel de aprobación de sólo 23%, la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010) sigue contando con un amplio respaldo y se perfila con 35% como la figura política con más futuro, superando al ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, que obtiene 24%.

Los resultados de la encuesta del Cerc coinciden con otras recientes de otros organismos.

Huneeus planteó que la posibilidad de que Piñera revierta su escasa popularidad con la solución del conflicto estudiantil. También señaló que el futuro político de Chile es de "enorme incertidumbre" y de inestabilidad política, por lo que se corre el riesgo de una ingobernabilidad.

Sostuvo que Piñera "es demasiado porfiado" y cuenta con ministros muy débiles. Su popularidad, agregó, puede seguir bajando.